La vida cambia en cuestión de segundos. En nuestra historia, un diagnóstico inesperado llega para quedarse y transformar nuestras vidas en la mejor experiencia jamás imaginada. Creemos que el síndrome de Down es una condición que no define la vida de una persona, sino que la complementa.


A través de nuestra historia, queremos impactar la vida de muchas otras personas que al igual que nosotros, ahora ven el mundo con otros ojos y con otra dimensión. Una más real, más sencilla y a la vez más llena de retos como nunca se espero. Sin embargo, a pesar de lo difícil que pueda creerse el camino, basta una sonrisa, una mirada y mucha confianza para que éste sea la mejor vivencia que se puede experimentar.

Por un mundo más inclusivo para las personas con síndrome de Down


 

Creemos que a través de la educación se cambian vidas..sobre todo de aquellos con mayores necesidades de aceptación.